Ir al contenido principal

Madrid percibiría 4,5 millones de euros por limpiar el aire

Si los propietarios de los bosques de la Comunidad de Madrid pudieran cobrar en el mercado de emisiones las toneladas de CO2 que sus árboles fijan de la atmósfera, podrían cobrar casi 4,5 millones de euros. Tal vez fuera esta la solución para proteger nuestros bosques y conseguir que más de un ayuntamiento considerara la rentabilidad económica de preservar su superficie forestal.

Gracias al Protocolo de Kioto y los mercados de emisiones que han empezado a funcionar a su cobijo, nos estamos acostumbrando cada día más a pensar en términos de economía ambiental. El segoviano pueblo de Coca fue el primero en reclamar una compensación por las toneladas de Co2 que cada año "limpian" sus bosques. A esta iniciativa se sumaron despúes la comarca de Pinares de Soria, la asociación forestal ASFOLE y, finalmente, el propio consejero de Medio Ambiente de la Comunidad castellano-leonesa.
Siguiendo el principio de "quien contamina, paga", parece lógico pensar que quien limpia, debería cobrar. El bosque mediterréneo no es igual que la selva tropical. Según la FAO, esta última podría fijar hasta 15 toneladas al año, por hectárea, de anhídrido carbónico, pero nuestros bosques carecen de esa extraordinaria capacidad y se quedan en 3,7 toneladas al año, según datos del Ministerio de Medio Ambiente.
Si hacemos caso a las cifras que ofrece el Observatorio de la Sostenibilidad (OSE), la región de Madrid, de 802.231 has de extensión, tiene 80.913 has de bosque, lo que supone cerca de 300.000 toneladas de CO2 menos al año en la atmósfera. Con las cotizaciones del mercado de emisiones que publica CO2-solutions, donde vemos como la cotización de la tonelada de anhídrido ha caído un 80% desde los 30 euros que se barajaban hace un año, podemos hacer dos cálculos que acoten la cotización madrileña. A 4 euros por tonelada, estaríamos hablando de casi 1,2 millones de euros. Si cogemos los 15 euros del mercado de futuros, la cifra se va hasta los 4.490.672 euros.
Si tenemos en cuenta que hablamos de rentabilidad anual, no parece descabellado pensar que aquí podíamos tener una solución, innovadora, para proteger nuestros bosques. El dinero de los contaminadores para los "limpiadores", que ven así recompensada su tarea de conservación. Quizá el futuro vaya por ahí. Veremos.

Comentarios

  1. Está claro que el dinero es el que manda. Tal vez tengas razón y así a más de uno se le quita la idea de urbanizar el monte.

    Creo que Cudillero también está en esa línea.

    Buen blog

    ResponderEliminar
  2. Gracias, anónimo lector. No tengo tiempo para hacerlo mejor. Ya lo siento.
    Sí que he leído que Cudillero reclamará también una compensación por el CO2 fijado (http://www.elperiodicodegijon.es/noticias/noticia.asp?pkid=320059). Ellos hablan de 27 euros la tonelada, cifra que he visto en otros sitios, pero yo entiendo que habría que fijarse en el mercado. Quizá me equivoque. ¿De dónde salen esos 27 euros?

    Lo que me parece claro es que muchas de las soluciones ambientales pasan por la "economización" de muchos aspectos. Si muchos problemas ambientales tienen un origen económico (planes urbanísticos, fuentes energéticas contaminantes, etc.) habrá que manejarse en los mismos términos para encontrar las soluciones. Cuando algún lobby energético alcance la rentabilidad financiera del cambio de las fuentes actuales por otras más limpias, ese cambio llegará. No antes. Cuando los alcaldes vean que les compensa proteger su entorno natural porque no dependen de los ingresos del suelo, conservarán mejor su patrimonio ambiental. Así de simple y así de complejo.

    Gracias por tu comentario, repito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los embalses de la Comunidad de Madrid

Los 14 embalses del sistema de abastecimiento de agua de la Comunidad de Madrid se localizan en la sierra. Uno de ellos, el de la Aceña, en la cuenca del Alberche, se encuentra realmente en Peguerinos, provincia de Ávila.

El 62,2% de la capacidad total de almacenamiento del sistema se concentra en los cinco embalses de la cuenca del río Lozoya.


EmbalseCapacidad hm3Cuenca del Lozoya      589,0El Villar        22,4Puentes Viejas        53,0Riosequillo        50,0Pinilla        38,1El Atazar      425,3Cuenca del Jarama        55,7El Vado        55,7Cuenca del Guadalix        40,9Pedrezuela        40,9Cuenca del Manzanares      102,0Manzanares el Real        91,2Navacerrada        11,0Cuenca del Guadarrama      132,0Navalmedio          0,7La Jarosa          7,2Valmayor      124,4Cuenca del Alberche        26,0Los Morales          2,3La Aceña        23,7
Fuente: Canal de Isabel II
Documentos de interés: Captación de aguas de superficie. El ciclo integral del agua (PDF)
Información relacionada:…

Nuevo estanque de tormentas para Madrid

El nuevo estanque de tormentas de la estación regeneradora de aguas residuales de La China, construido en la margen izquierda del Manzanares, junto al distrito de Usera, conseguirá reducir anualmente en un 35% los vertidos directos por lluvias al río e, incluso, retener las aguas de la primera hora de precipitación -la más contaminada- del 95% de los aguaceros. Antes de llegar al Manzanares las aguas serán redistribuidas y tratadas en diferentes estaciones depuradoras.

El estanque de tormentas de La China recoge el agua procedente de los colectores en caso de lluvia para facilitar su correcta depuración y regular su vertido al río.

En 1980 se puso en marcha el Primer Plan Integral de Saneamiento, que permitió tratar el 100% de las aguas residuales y que tuvo su continuación en un Segundo Plan, que comenzó a ejecutarse en 1998.

Entre las actuaciones vinculadas con este último se incluía el estanque de tormentas de La China, cuya construcción, en la que se han invertido 24,3 millones de e…

Plan de Calidad del Aire de Madrid 2011-2015

El pasado 15 de diciembre, el Ayuntamiento de Madrid presentó el que quizá sea su Plan más importante de cara a la recién iniciada legislatura. El Plan de Calidad del Aire 2011-2015, que viene a continuar el anterior Plan 2006-2010, contempla 70 medidas presupuestadas en 162 millones de euros a ejecutar en los años de vigencia del plan.

El Plan de Calidad del Aire asume como reto principal reducir las emisiones derivadas del tráfico,  que representan el 65% de las emisiones de NOx de la ciudad a pesar de haber  bajado un 26% desde 2006.  Por esta razón, la movilidad sostenible cobra gran protagonismo en el Plan, representando, con 42 de 70, un 60% del conjunto de medidas.
La Escuela de Industriales de la UPM ha evaluado las medidas propuestas y elaborado una previsión de resultados que estima un descenso de las emisiones de oxido de nitrógeno procedentes del tráfico de un 22% respecto a 2009 y una estabilización, por fin, del dióxido de nitrógeno por debajo del límite legal de los 40…